Alzheimer
Arritmias
Arterioesclerosis
Artritis
Artrosis
Bronquitis y enfisema
Caídas
Cáncer
Cataratas
Demencia senil
Depresión
Deshidratación
Desnutrición
Diabetes
Esclerosis múltiple
Fractura de cadera
Hipertensión arterial
Infarto
Infarto cerebral
Insuficiencia cardíaca
Insuficiencia renal
Neumonía
Osteoporosis
Párkinson
Prostatismo
Sordera
Tiroides

 



Infarto cerebral

El infarto cerebral es un accidente cerebrovascular causado por un proceso de isquemia, durante el cual muere parte de la masa encefálica debido al fallo en la irrigación sanguínea. La causa de la isquemia es la oclusión del sistema arterial cerebral debido a aterotrombosiso a un embolismo. Suele aparecer en personas de edad avanzada y asociado a factores de riesgo incluyendo previos isquemas transitorias. Los principales factores de riesgo para la aparición de un infarto cerebral son la hipertensión arterial, los trastornos lipídicos y el tabaquismo.

El infarto cerebral se caracteriza por déficit neurológico de instauración progresiva, intermitente con trastornos leves al inicio y máximos al transcurrir las horas. Dependiendo de la etiología, suele ser de aparición durante el sueño, al despertar, con la actividad física o asociado a trastornos de hipotensión arterial. La tomografía de cráneo revela zonas de infarto mayores de 1,5 cm. + ñ. El 80% de las enfermedades cerebrovasculares son debidas a infarto cerebral isquémico y el restante 20% a una hemorragia cerebral. Un infarto debe distinguirse de una hemorragia cerebral y de una hemorragia subaracnoidea. Los infartos cerebrales varían en cuanto a severidad, pues en un tercio de ellos se acaba produciendo la muerte del individuo.

(información extraída de Wikipedia. Más información)

 

 

 

 

Enciclopedia sobre la salud de sus mayores